La computación cloud posibilita que cualquier cosa sea ofrecida ‘como servicio’ (XaaS):

Xaas, Cualquier cosa 'como servicio' (Foto: Rackspace).

Xaas, Cualquier cosa ‘como servicio’ (Foto: Rackspace).

Hasta antes de la llegada de la computación en la nube, las organizaciones estaban acostumbradas a adquirir sus recursos TI bien fuera desarrollándolos internamente o comprándolos a un proveedor. Hoy, tienen ante sí una amplia variedad de ofertas tercerizadas que han cambiado de forma radical la manera en que se adquiere, adopta y consume la tecnología.

 

Se trata de un fenómeno relativamente nuevo en el cual se utiliza a escala masiva una amplia base de arquitecturas estandarizadas y abiertas que son compartidas por diferentes clientes y están transformando como nunca antes el escenario tecnológico de las empresas.

 

A nivel técnico, ‘cualquier cosa como servicio’ permite transformar el modelo enfocado en la venta de software y hardware en un modelo centrado en servicios que llega al cliente en forma de infraestructura (IaaS), software (SaaS) y plataforma (PaaS). Gracias a la flexibilidad de la nube, estos servicios se entregan a través de nubes híbridas (públicas o privadas) y además pueden incluir otros procesos de negocios y servicios TI como almacenamiento, escritorios, seguridad (SECaaS) e incluso recuperación de desastres (DRaaS).

 

Debido a que las empresas modernas se sienten más cómodas al utilizar servicios tercerizados, la oferta XaaS está prosperando a un ritmo frenético ya que las nuevas implementaciones no solo son más económicas, sino también más rápidas.

 

Todo esto es posible gracias a las soluciones de virtualización, que proveen una plataforma confiable para simplificar los entornos TI al separar las aplicaciones y el sistema operativo del hardware subyacente. De esta forma, el software detecta los recursos dedicados, al tiempo que los servidores se gestionan como si fuera un pool de recursos.

 

“Una plataforma confiable para simplificar los entornos TI al separar las aplicaciones y el sistema operativo del hardware subyacente”.

 

En consecuencia, las organizaciones funcionan en un entorno tecnológico simplificado y eficiente en costos para garantizar la continuidad del negocio, los niveles de servicio, la seguridad y la disponibilidad de los recursos. Con un modelo ‘as-a-service’ Usted paga por lo que usa y amplía o reduce sus capacidades con solo solicitarlo a su proveedor.

 

BENEFICIOS TANGIBLES

Debido a que la mayoría de organizaciones prefiere contar con ‘activos livianos’, “el modelo basado en la nube es perfecto, ya que los libera de innovar e impulsar los negocios sin limitarse por el costo, la disponibilidad o el tiempo necesario para desarrollar sistemas tradicionales in-house”, precisa un reporte reciente de Cognizant.

 

Las ofertas actuales de XaaS le permite a las organizaciones elegir exactamente qué procesos de negocios pueden realizar internamente y cuáles deberían ir a la nube. Es así como mediante un modelo ‘pay-as-you-go’ es posible construir su propio catálogo de servicios XaaS, comprarlos a proveedores externos, o utilizar una combinación de ambos enfoques.

“Con un modelo ‘as-a-service’ Usted paga por lo que usa y amplía o reduce sus capacidades con solo solicitarlo a su proveedor.”

 

Y aunque ahorrar dinero es el principal beneficio de largo alcance, no es el único, ya que la agilidad habilita a los negocios a hacer más cosas en poco tiempo. “Esto incluye la posibilidad de competir cara a cara al acelerar el time-to-market de un producto o servicio, o incluso inventar una nueva línea de negocios en tiempo récord”, prosigue el informe de Cognizant.

 

Xaas, Cualquier cosa 'como servicio' (Foto: Rackspace).

Xaas, Cualquier cosa ‘como servicio’ (Foto: Rackspace).

En este punto vale la pena analizar que no todos los servicios cloud son adecuados para todas las empresas; lo mismo aplica para los proveedores. El hecho de que existan miles de ofertas de servicios y proveedores disponibles en la nube obliga a las compañías a crear estrategias para evaluar cuidadosamente las capacidades técnicas de cada solución y servicio a tercerizar.

 

LOS PROVEEDORES SE TRANSFORMAN

Para que el modelo ‘todo como servicio’ tenga éxito, se requiere que los proveedores revitalicen su oferta de servicios introduciendo nuevos enfoques y formas de actuar para tratar de automatizar los procesos de negocios de forma sencilla, rápida y estandarizada.

 

“Mediante un modelo ‘pay-as-you-go’ es posible construir su propio catálogo de servicios XaaS, comprarlos a proveedores , o utilizar una combinación de ambos.”

 

Muchos de ellos han transformado su negocio tradicional de venta de hardware y software para apropiar nuevos modelos de servicios que les ayude a satisfacer rápidamente las necesidades de los clientes, especialmente para expandirse en el mercado; todo ello, reduciendo su inversión.

 

Hay ejemplos meritorios de proveedores como RackSpace y Amazon, cuyos servidores satisfacen una amplia gama de alojamiento y servicios gestionados en la nube; SendGrid y MailChimp –por su parte- brindan distribución de email a bajo costo, mientras que Braintree y PayPal habilitan el procesamiento de pagos online.

 

Sea cual fuere el tipo de solución a tercerizar mediante XaaS, es importante recalcar que pocos proveedores pueden proporcionar una gama de servicios que cubra todas las necesidades TI de la organización, por lo que es necesario tener múltiples proveedores con soluciones diversas, algo a todas luces incómodo, especialmente al tratar de integrarlas y gestionarlas de forma centralizada.

 

REDUCCIÓN DE COSTOS

Aunque la venta de productos tradicionales de hardware y software seguirá creciendo, lo cierto del caso es que con el modelo XaaS estamos frente a una revolucionaria forma de reducir drásticamente los costos en TI al evitar el mantenimiento del hardware y la compra de servidores, e incluso eliminar el ROI.

 

“Pocos proveedores pueden proporcionar una gama de servicios que cubra todas las necesidades TI de la organización.”

 

Ya no habrá más redes sobresaturadas, ni será necesario preocuparse por el tiempo de inactividad, la gestión de la seguridad, el almacenamiento, ni la recuperación ante desastres. Asuntos como el consumo de energía y refrigeración del data center serán cosa del pasado.

 

La computación en la nube ha acelerado esta camino y las organizaciones buscan aprovechar una combinación adecuada de servicios tercerizados para ayudarles a mejorar sus procesos, ser más productivas y rentables, y diferenciar sus productos en un mercado altamente competitivo.

 

Al enfocarse enteramente en el core business, las organizaciones podrán redefinir sus modelos de negocios, identificando nuevas fuentes de ingresos y definiendo la incursión en nuevos mercados. Por su parte, el departamento de TI será capaz de aumentar su agilidad para responder a las crecientes y dinámicas necesidades empresariales.

  • Autor: Orlando Gómez Camacho
  • Fuente: Revista IT Manager
  • Imágenes: Rackspace

También te puede interesar...

La nube (imagen Rackspace)
La nube: megatendencia aceleradora del éxito

La nube parece ser la panacea tecnológica de esta época. Y no es una exageración, ya que permite eliminar la...