Poder Femenino 2.0

Carolina Prieto, Nasly Uribe y Claudia Vásquez.

Carolina Prieto, Nasly Uribe y Claudia Vásquez.

Tradicionalmente, la industria TI en Colombia llena sus plazas laborales con hombres recién graduados de alguna de las profesiones tecnológicas (ingeniería de sistemas, programación y análisis, telecomunicaciones, entre otras), mientras que las mujeres que se enganchan a los departamentos de tecnología provienen por lo general de sectores colaterales como marketing, ventas y operaciones.

 

Es por ello que “hace falta impulsar la formación de mujeres TI que entren al concierto de la industria y aporten su talento, capacidad para influir sobre otras personas, capacidad de negociación, empatía, generación de confianza y responsabilidad para asumir los retos”, afirma Nasly Uribe Sánchez, una ingeniera de sistemas que inició su carrera tecnológica como analista de software del Banco de la República y hoy es la presidenta de la Asociación Colombiana de Ingenieros de Sistemas (Acis).

 

Uribe asegura que es importante que las mujeres tomen conciencia acerca de su capacidad de aportes y vencer el temor a la derrota o la descalificación. “Desde el ámbito familiar y académico hace falta fomentar la seguridad y autoconfianza de nuestras niñas para que desde el momento en que definan su vida profesional se les permita avanzar sobre caminos diferentes de los históricamente hechos para las mujeres, desvirtuar mitos como que las mujeres son solo sensibilidad y poca intelectualidad, o esa odiosa pero muy popular clasificación de las mujeres en dos conjuntos disjuntos, las bonitas y las inteligentes.”

 

Mujeres TI y juntas directivas

A pesar de las notorias evidencias sobre las ventajas de trabajar con mujeres en tecnologías de información debido a su fuerte inclinación por la creatividad e innovación, todavía existe dificultad para que tengan mayor participación en las decisiones finales y estrategias de las organizaciones.

 

Claudia Vásquez, Vicepresidnete de Ventas Región Andina de CA Technologies.

Claudia Vásquez, Vicepresidnete de Ventas Región Andina de CA Technologies.

 

Parece ser que la principal forma de lograr escalar en ámbito laboral TIC proviene de tres competencias fundamentales: habilidades de comunicación, pensamiento crítico y conocimiento financiero; “Estas tres son áreas fundamentales para ejercer liderazgo en los negocios”, dice Yolanda Auza, quien hasta hace poco tiempo fue Vicepresidente y Gerente General para Latinoamérica de Unisys y ahora se desempeña como miembro del consejo directivo de varias organizaciones.

 

Auza considera además que en Colombia, la mujer tiene una bajísima participación en juntas directivas corporativas que no excede el 8%. “Las razones aun están en debate y van desde ‘no estar en la red correcta’ a ‘las mujeres son muy adversas al riesgo’; prosigue. “En mi caso me he encontrado con respuestas como que mi experiencia es muy centrada en TICs y los entrevistadores ven esto más como una restricción que como una habilidad en donde muchas Juntas Directivas son débiles a pesar de que los temas digitales cada vez habilitan mejor a los negocios o generan riesgos que vale la pena entender.”

 

“La principal forma de lograr escalar en ámbito laboral TIC proviene de tres competencias fundamentales: habilidades de comunicación, pensamiento crítico y conocimiento financiero”: Yolanda Auza.

 

Es un hecho que cada vez más, la presencia de mujeres es un factor significativo de crecimiento económico y desarrollo empresarial. “El equilibrio de género es visto ahora como un beneficio para la competitividad del negocio y la participación de la mujer es un importante motor de crecimiento y competitividad”, señala Ximena Cárdenas, Talent Acquisition Manager de Unisys Latinoamérica. “Sin embargo, aún nos preguntamos ¿Por qué hay tan pocas mujeres ocupando cargos directivos? El ‘techo de cristal’ que funciona como barrera para impedir que las mujeres lleguen a altos cargos en las organizaciones ya empieza a agrietarse pero aún continúa existiendo por diversos factores de percepción de roles en la familia y en el hogar, funciones asignadas por la sociedad, cultura corporativa masculina, estereotipos femeninos, entre otros.

 

Academia y género

Tal vez, el aspecto más importante para ascender en el mundo tecnológico es la preparación académica y aunque los currículos en las universidades se imparten iguales sin importar el género, lo cierto es que las mujeres deben estar atentas a comprender el papel de los usuarios y clientes de tecnologías y sus relaciones con el mundo empresarial.

 

Nasly Uribe, Presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros de Sistemas ACIS.

Nasly Uribe, Presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros de Sistemas ACIS.

 

“Las mujeres que se perciban más fuertes en habilidades blandas podrían orientar su formación a temas de liderazgo, negociación, análisis del negocio, canales de comunicación, estrategia de TI, entre otros”, continúa Nasly Uribe. “Aquellas más orientadas a temas netamente técnicos, deben buscar especializarse en una rama especifica de IT a partir del nivel básico general de la ingeniería; algunas muy capaces podrán hacer muchas cosas bien, pero solo encontraran la excelencia en lo que realmente les guste. Hay que enamorarse de lo que uno hace para destacarse y ser feliz.”

 

Aspectos como de donde provienen los ingresos, cuáles son los costos y los factores de riesgo y cómo está regulado el sector pueden ayudar a comprender a las mujeres su papel como tomadora de decisiones. La tecnología evoluciona constantemente y por ello es imprescindible crear la disciplina de mantenerse actualizada.

 

“Hay que enamorarse de lo que uno hace para destacarse y ser feliz”: Nasly Uribe.

 

En el ambiente académico local, la Universidad de Los Andes tiene entre sus registros que el porcentaje de participación del género femenino en las carreras tecnológicas bajó dramáticamente en la década del 90 del 40% al 15% para luego estabilizarse en un 10%, un porcentaje muy bajo. Específicamente en la Maestría de Ingeniería de Software, la participación es apenas del 4%, mientras que en el Doctorado solo hay una mujer entre 50 alumnos.

 

Precisamente la academia es el primer filtro que las mujeres deben vencer para ser exitosas y también es el lugar donde existe mayor discriminación de género. Cuando un alumno debe enfrentarse a un problema y si quien lo propone es hombre, el comentario puede ser ‘no sea nenita’ o ‘parece una niña’. “Este tipo de ‘insultos’ son más frecuentes en salones de clase donde la mayoría son hombres”, señala Rubby Casallas, profesora a tiempo completo y Coordinadora de la Maestría de Ingeniería de Software de la Universidad de los Andes. Ella ha escuchado frases como “ya que Usted es la única mujer en este curso, vamos a ver cómo le va”, o “Señorita, dado que Usted es la única mujer en este curso, contésteme esta pregunta…”

 

Labores técnicas vs. gerenciales

Debido a la triste ‘doctoritis’ que afecta a gran parte de la sociedad colombiana, inclinada a valorar únicamente los cargos gerenciales, el hecho de que muchas profesionales en IT ‘tengan que programar computadores’ es algo que se debe ‘superar rápidamente’ en la vida profesional. “Este fenómeno va asociado con que el salario –para un buen desarrollador o Ingeniero de Software- es comparativamente menor que el de alguien que Gerencia un proyecto o hace administración de IT, y esto les sucede tanto a hombres como a mujeres”, continúa Rubby Casallas. “El otro estereotipo del desarrollador es el del personaje retraído, poco social, no muy amistoso y solitario. Las mujeres en particular no quieren ser clasificada allí.”

 

Carolina Prieto, Country Manager Motorola Colombia.

Carolina Prieto, Country Manager Motorola Colombia.

Afortunadamente el panorama está cambiando. “La falta de buenos desarrolladores e ingenieros de software a nivel mundial está haciendo que las empresas tengan que reconsiderar sus políticas salariales”, prosigue Casallas. “Si yo soy una empresa de software y la competencia viene y se lleva mis buenos desarrolladores pagándoles más salario, mejor reconsidero mis políticas. Hay un faltante de programadores, arquitectos de software e ingenieros de software muy crítico a nivel mundial y en particular en Colombia”.

 

“El otro estereotipo del desarrollador es el del personaje retraído, poco social, no muy amistoso y solitario. Las mujeres en particular no quieren ser clasificada allí”: Rubby Casallas.

 

En Colombia, el Ministerio de Tecnologías de Información y las Comunicaciones realizó una proyección y encontró que para 2018 habrá un déficit de 93 mil ingenieros. Se trata de un campo de acción relevante para que el género femenino se afiance en el terreno del desarrollo de software.

 

Gerencia TIC

Dejando atrás la historia del sexismo, el futuro laboral para las mujeres en la industria TIC es promisorio y cada día aumenta su participación no solo en innovación tecnológica, sino también en gerencia y administración del conocimiento.

 

Claudia Vásquez, Vicepresidente de Ventas Región Andina de CA Technologies.

Claudia Vásquez, Vicepresidente de Ventas Región Andina de CA Technologies.

 

“Cuando participé el año pasado en el Council of Américas de Medellín, encontré a varias mujeres emprendedoras y con deseos de saber cómo la tecnología las puede ayudar”, declaró Claudia Vásquez, quien ingresó en 1996 a IBM como Consultora Senior y hoy es Vicepresidente y Country Manager Andina, Caribe y Centroamérica de CA Technologies. “Las mujeres TI de hoy cuentan con las mismas condiciones en un escenario competitivo donde están a la par con los hombres y en algunas posiciones incluso, se valora más la organización y capacidad de estructura de las mujeres en cargos gerenciales”.

 

“Hay que aprovechar las capacidades ‘multi-rol’ de las mujeres”: Carolina Prieto.

“Somos soñadoras. Soñamos con construir una familia y criar hijos felices que sean personas de bien y aporten a la sociedad, ” opina Ana María Aristizábal Jaramillo, una ingeniera de sistemas paisa que ha sido miembro de las juntas directivas de Seguros Comerciales Bolívar, Fiduciaria Superior, Club de Ejecutivos, CHM Minería, y hoy es la Directora Corporativa de Tecnologías de Información del Grupo Chaid Neme. “En la vida profesional soñamos con construir, aportar a nuestras empresas y a nuestro país. Acogemos y formamos nuestros equipos de trabajo de una forma muy parecida a como lo hacemos en nuestras familias”.

 

“Las mujeres TI de hoy cuentan con las mismas condiciones en un escenario competitivo donde están a la par con los hombres”: Claudia Vásquez.

 

Esta ejecutiva recalca que “la mujer entrelaza su mundo familiar y laboral, utilizando las mismas habilidades en ambos campos. En la industria de IT construimos nuevos proyectos día a día. Es una industria donde los sueños y lo que no existe, se hacen posibles a través del ingenio, la pasión y la persistencia.”

 

Poder Femenino 2.0 1

 

Poder Femenino 2.0 2

 

Poder Femenino 2.0 3

 

Poder Femenino 2.0

 

  • Fuente: IT Manager
  • Autor: Orlando Gómez
  • Fotos: Archivo particular/IT Manager

También te puede interesar...

Ricardo Villadiego, CEO Easy Solutions
Easy Solutions apalanca el éxito de Banistmo en servicios de Internet Banking

Reemplazar la plataforma de Internet banking en Banistmo Panamá por la infraestructura tecnológica de Grupo Bancolombia sin interrumpir la disponibilidad...