La Nube, Viaje sin Retorno

Christian Plata Guevara, Gerente de Ingeniería para Latinoamérica Norte de VMWare.

Christian Plata Guevara, Gerente de Ingeniería para Latinoamérica Norte de VMWare.

En el último año, la virtualización continuó siendo la tecnología más solicitada por directores de tecnología de empresas en todo el mundo. Esto se debe a los múltiples beneficios recibidos, que incluyen una significativa reducción en consumo de energía, mayor desempeño de las aplicaciones y ahorro en espacio físico y dramática disminución de costos de adquisición y mantenimiento de hardware.

 

Un reciente informe de Gartner ubicó a seis tecnologías de virtualización dentro de las 10 principales tendencias estratégicas para 2015, incluyendo la Computación en Todas Partes, la Internet de las Cosas (IoT), la computación nube/cliente, y las infraestructuras y aplicaciones definidas por software. También aparecen clasificadas la Tecnología a Escala Web, la Seguridad Basada en Riesgos y la Autoprotección.

 

En términos generales, estas seis tendencias se valen de la fusión del mundo real con mundos virtuales para permitirle a las empresas hacer crecer su infraestructura de forma rápida, ordenada, segura y flexible, eliminando de paso a los intermediarios y reduciendo costos de forma representativa.

 

A pesar de sus numerosos beneficios, aún hay IT managers que se enfrentan al desafío de virtualizar por primera vez sus aplicaciones, servidores, centros de datos y escritorios y se preguntan si se trata de un viaje sin regreso del cual es difícil y costoso devolverse.

 

La nube viaje sin retorno - Foto VMware

Virtualización, el camino

Recordemos que casi todas las soluciones de virtualización proveen una plataforma confiable que simplifica los entornos TI al separar las aplicaciones y los sistemas operativos del hardware subyacente; es así como las aplicaciones existentes detectan los recursos dedicados, mientas que los servidores pueden gestionarse como un pool de recursos.

 

A pesar de sus numerosos beneficios, aún hay IT managers que se enfrentan al desafío de virtualizar por primera vez sus aplicaciones, servidores, centros de datos y escritorios.

La consecuencia de una virtualización es que las empresas funcionan en un entorno tecnológico tan simplificado como confiable que garantiza la continuidad del negocio, mejora los niveles de servicio, reduce el hardware y refuerza la seguridad general de los datos y redes.

 

¿Bajarse de la nube?

Sin embargo, vale la pena preguntarse ¿Por qué una organización desmontaría una plataforma de virtualización? “Las ventajas de la virtualización en términos de ROI (return on investment) y TCO (total cost of ownership) la han llevado no solo a ser un estándar de facto de la industria, sino que además es la base de la computación en la nube, sin importar si es pública, privada o híbrida”, dice Christian Plata Guevara, Gerente de Ingeniería para Latinoamérica Norte de VMWare, un proveedor de soluciones de virtualización.

La nube viaje sin retorno - Foto VMware

“Y aunque no se me ocurre una razón de peso para hacerlo, me preocuparía más en cómo se vería afectado su TTM (time to market) de servicios apoyados en tecnología, ya que estaría en una clara desventaja con respecto a sus pares de la industria”, continúa.

La Nube VIaje sin retorno

El asunto aquí es que al desmontar una infraestructura de virtualización, la empresa quedaría expuesta y en riesgo de competir en las mismas condiciones, ya que implementar una nueva infraestructura física tardaría semanas, tiempo en el cual la competencia podría hacerlo en cuestión de minutos utilizando la virtualización.

“Aunque no se me ocurre una razón de peso para hacerlo, me preocuparía más en cómo se vería afectado su TTM (time to market) de servicios apoyados en tecnología”.

 

“Es por ello que la virtualización es un viaje sin retorno”, prosigue el ejecutivo. “Las miles de ventajas hacen que sea inconcebible devolverse a las TI del siglo pasado basadas en un mundo físico.”

 

La virtualización ya no es emergente

Ahora bien, aquí surge el interrogante de si la computación en la nube es el camino correcto. Luego de analizar el informe de Gartner, tal parece que los es, ya que las seis tendencias de virtualización/nube mencionadas, dejarán de ser emergentes para transformarse en estrategias masivas a nivel empresarial.

La nube viaje sin retorno - Foto VMware

Por ello, resulta ilógico para una organización pensar en tener una infraestructura de cómputo disponible en todas partes que soporte miles de usuarios y dispositivos y hacerlo sin la nube. Los costos de almacenamiento, redes, servidores y data center se dispararían literalmente a las nubes.

La Nube VIaje sin retorno

“También hay que tener en cuenta que la seguridad basada en riesgos y la autoprotección es un caso de uso ejemplar de la microsegmentación”, continúa Plata Guevara. “Se trata de un concepto de seguridad que –por costos- es prácticamente imposible realizar en el mundo físico, pero en cambio es totalmente factible en la virtualización de redes; por ende, la virtualización es el camino a seguir, la era de la computación en la nube ha llegado y el verdadero riesgo es obviar esta realidad inminente y seguir en el mundo físico.”

  • Autor: Orlando Gómez
  • Fuente: revista IT Manager
  • Fotos: IT Manager/VMware

También te puede interesar...

Sony Xperia Z3 Compact
Una Bestia Inocente: Sony Xperia Z3 Compact

  Cuando un smartphone tiene la etiqueta de ‘compacto’, generalmente es una derivación de otro de mayor tamaño y muchas...